LAS CASONAS O 'CASAS GRANDES'.
La Casa Grande de los 'Moreno'.
 
Aunque sin caer en la creencia de que son exclusivas del Señorío, Hinojosa es uno de los pueblos de la Comarca con mayor número de casas-palacio típicamente molinesas, denominadas 'Casonas' (denominación de origen cántabro) o 'Casas grandes', construidas, bien por la nobleza (familias hidalgas que poseían el 'señorío solariego' o propiedad privilegiada de una parte de las tierras de Hinojosa), o bien por la clase agraria enriquecida. Así, son de destacar la casa de los Ramírez, la casona de los Moreno, el caserón de los Malo, la casa de los García Herreros, en “Carraconcha”, la casa de los Iturbe y algunas más: todas ellas conforman el conjunto mas interesante de “casonas molinesas” que es dable contemplar en cualquier pueblo del Señorío. Y en cada casona, los escudos de los Malo, de los Ramírez, de los Moreno, de los Iturbe...El hecho de que estas familias poseyeran escudo significaba que tenían la condición de 'hidalgos' y estaban exentas de pagar tributos ordinarios a la Corona, entre otros privilegios.
Casa de los Iturbe, de las más antiguas, amurallada, con almenas y patio interior. En su entrada, el escudo de los ‘Iturbe’, a base de bandas horizontales. Cierra con puerta antigua de madera.
 
Casa Grande de los 'Malo', hoy Casa rural.
 
En sus fachadas principales, además del mencionado escudo, podemos encontrarnos con gran cantidad de rejas que, si no de grandes proporciones, sí son de diseño refinado y cuidadoso, con cruces, flores de lis y entrecruzado geométrico en cuadradillo.
Reja de la Casa Grande de los 'García Herreros'.
 
Desde principios del siglo XIX, muchas familias emigraron de Hinojosa y vendieron estas casas a familias del lugar, en ocasiones a dos o más propietarios, que partieron las casas por ser estas de grandes dimensiones.
Puerta de acceso (tapiada) a la 'Casona' de los 'García Herreros', en la actualidad dividida en dos.
 
Escudo y ventana de la Casa grande de los 'García Herreros'. De similares características a la existente en la Ermita, lo que nos hace suponer que su autor es el mismo.
 
Además de las casonas, existen otras de interés arquitectónico por sus arcos de medio punto a la entrada de las mismas. Una de las que tienen fecha más antigua es ésta: en la piedra clave del arco de entrada se grabó la fecha de 1.541 y el anagrama de JHS (Jesús) en letras góticas.
 
VOLVER