LOS PAIRONES
A pesar de que la Real Academia de la Lengua, incomprensiblemente, no haya reconocido la palabra 'pairón', para nosotros los pairones son unas pequeñas y austeras columnas, típicas del Señorío de Molina de Aragón, que suelen estar en los cruces de caminos o en las entradas a los Pueblos (como es en nuestro caso). No tienen nada que ver con las picotas o 'rollos'.
 
Todos los pairones tienen referencias religiosas a vírgenes y santos para que no desamparen a campesinos y caminantes. Están relacionados con los mojones, los cruceiros gallegos, los santucos santanderinos, los humilladeros o los peirones aragoneses.
 
El nombre quizá derive del latín pariete (pared) o del griego -peirón- (límite). Su origen se relaciona con los humilladeros (representando el culto cristiano) levantados en la zona tras la reconquista por Alfonso I el Batallador de Aragón. Si bien, los más antiguos datan de los siglos XVI y XVIII.
 
Arquitectónicamente constan de una grada con basa sobre la que se eleva una columna (fuste), unas veces monolítico y otras con varios sillares, a veces de frontal ondulado pero otras liso. Sobre el fuste puede haber una cornisa sobre la que se encuentra la parte más importante del pairón al contener la hornacina con la imagen de la advocación correspondiente, a veces solo dibujada en un azulejo y algunas veces tras una reja protectora. Encima puede haber otra cornisa menor acabando con una pirámide truncada o un "cimacio". Algunos tienen encima una cruz de hierro.
Pairón de 'Carraconcha'.
 
En Hinojosa contamos actualmente con tres pairones: el de Carraconcha, el de Carralabros y el que nos encontramos en el camino rural hacia Milmarcos conocido como el de 'La Virgen de Jaraba'. Hubo un cuarto pairón, de camino a Tartanedo, el 'del Calvario', pero hoy en día ha desaparecido por completo.
'Carralabros', con su pairón.
 
Tanto del Pairón de Carraconcha como del de Carralabros diremos que no se recuerda bajo que advocación fueron levantados. Se desconoce la fecha de su construcción aunque sus estilos constructivos son idénticos, por lo que es de suponer que ambos fuesen levantados en fechas muy próximas. Jesús de los Reyes Martínez Herranz recoge de testimonios orales de los vecinos del pueblo en su libro “Cruces y Pairones en el Señorío de Molina” (2004), la tradición según la cual el día de la Cruz de Mayo, se venía al Pairón de Carraconcha en procesión para bendecir los campos cuando tocaba la siembra en este pago. La bendición del otro pago se realizaba desde el Pairón de Carralabros.
 
El Pairón de 'La Virgen de Jaraba', tal y como indica su nombre, está bajo la advocación de la Virgen de Jaraba. Según el citado libro de Martínez Herranz, fue levantado en 1919 a expensas de Niceto Checa y su familia, que mandaron construirlo por devoción.
 
Pairón de 'La Virgen de Jaraba'. Al fondo, el Cerro de 'La Cantera'.
 
Para finalizar añadiré, anecdóticamente, que en la ciudad de Madrid existe un pairón situado en la confluencia de las calles de María de Molina (¡como no!) y Serrano.
 
Pairón ubicado en Madrid, en la calle María de Molina. Regalado por la Diputación Provincial de Guadalajara, es una réplica del Pairón de San Juan de Cubillejo del Sitio.
 
VOLVER