SOLDADESCA 2003:
 
FOTOS DE LA SOLDADESCA 2003 (para ver la imagen en tamaño real, pincha sobre la misma):
 
El sábado, vísperas de la representación, el Pueblo se prepara para el ensayo general. Tras dar una vuelta con los caballos se les lleva al pilón para que se refresquen.
 
Y llega el primer domingo de junio: las tropas cristianas posan con Benito García, Director de la representación.
 
Una última pose antes de entrar en la Iglesia para oir misa.
 
En la Iglesia ya no cabe un alfiler, y los feligreses esperan impacientes la llegada de los soldados cristianos.
 
Una vez finalizada la misa los caballeros cristianos acompañan en procesión a la Virgen de los Dolores. Pero la procesión queda interrumpida en la Plaza. Los cristianos divisan en la entrada del Pueblo a las tropas moras".
 
Las tropas cristianas imploran el amparo y protección de la Virgen.
Le piden valor y fuerza, porque todo parece indicar que habrá una sangrienta batalla.
 
Aparecen en primer lugar un par de emisarios del "General Mustafá" exigiendo que entreguen las armas. Un soldado cristiano le sale al encuentro. No cabe la rendición.
 
En vista de que el ejército cristiano no se rinde, las tropas moras hacen acto de presencia en el Pueblo.
 
El General moro amenaza con arrasar la Aldea y degollar a todos sus habitantes, si los soldados cristianos no deponen su actitud.
 
Pero los cristianos no abandonan y el General moro da orden de iniciar la batalla.
 
General moro y cristiano se observan mutuamente antes de comenzar a pelear.
 
La lucha es encarnizada. Todos son conscientes de que tras el crujir de sables no hay marcha atrás...
 
Desgraciadamente los cristianos caen derrotados.
 
El ejército moro invade el Pueblo y se apodera de la imagen de La Virgen de los Dolores. Continúa la procesión, pero ya sin los cristianos que han salido huyendo.
 
Sin embargo, la esperanza aun no está perdida. En el llano del Pueblo, los soldados cristianos salen de nuevo al encuentro del ejército moro.
 
Y de nuevo se desencadena una feroz batalla.
 
Tras una larga lucha, esta vez son los moros los que caen derrotados.
 
¡Pero no sólo eso!. Acaban convirtiéndose al cristianismo...
 
Finalmente la procesión continúa hasta la Ermita, acompañada tanto por los cristianos como por los moros ya reconvertidos.Se canta el "Viva la Virgen de los Dolores", se subastan los banzos, se mete dentro de la Ermita la imagen y nos vamos todos a por el preceptivo aperitivo, previo a una gran comilona de un gran día de fiesta.
 
VOLVER